El escenario judicial ante un cambio de versión de la víctima y qué ocurre cuando se desisten de las querellas presentadas

El abogado Gabriel Cisternas, socio del Estudio Jurídico “Olivares, Cisternas Abogados”, explicó las consecuencias procesales que tienen las actuaciones de los querellantes y en las investigaciones que lleva adelante el Ministerio Público.

Diversos cuestionamientos sobre el futuro del denominado caso “Calderón” surgieron esta semana en la opinión pública luego que se conociera el desistimiento de la querella presentada en contra el abogado Hernán Calderón, por parte de la víctima, y –al mismo tiempo- en una causa paralela- Calderón recalificara los hechos de parricidio frustrado a lesiones graves, en la querella que, por su parte, interpuso en contra de su hijo, quien permanece en prisión preventiva.

Preguntamos al abogado Gabriel Cisternas, socio del Estudio Jurídico “Olivares, Cisternas Abogados”, si estas actuaciones de los intervinientes pueden influir en la revocación de la privación de libertad del imputado al momento de la revisión de las cautelares.

Según explicó el abogado, la calificación jurídica de los hechos para efectos de la formalización de la investigación corresponde al Ministerio Público, siendo en ese sentido irrelevante lo que planteen los demás intervinientes. Agregó que el Tribunal, al resolver las medidas cautelares, se pronuncia sobre esa calificación, pudiendo acoger o rechazar las propuestas de los intervinientes, pero sobre la base de los antecedentes que justifican la existencia de los hechos, careciendo relevancia la calificación que no guarda relación con esos antecedentes, aunque la realice la propia víctima.

El cambio de calificación jurídica podria tener incidencia en otras etapas, por ejemplo al acusar particularmente. Tambien podría ser utilizado por la defensa como nuevo antecedente para solicitar una revisión de la medida cautelar. “En nuestro sistema, el imputado tiene el derecho de pedir la revisión de la cautelar y, por supuesto, el Tribunal accederá si se le expone un antecedente nuevo, distinto de aquellos que tuvo a la vista cuando, por ejemplo, dictó la prisión preventiva de un imputado”, dijo Cisternas, recalcando que “en este caso, se podría sostener que este cambio de versión del querellante constituye un nuevo antecedente”.

Respecto a las penas, Gabriel Cisternas detalló que “la pena que tiene asignada el delito de parricidio en nuestra legislación llega –incluso- hasta el presidio perpetuo calificado, en cambio, las lesiones en contexto de violencia intrafamiliar tienen una pena que es menor. Si esa pena, en el evento de dictarse sentencia condenatoria, puede cumplirse con penas alternativas,  es factible solicitar que el imputado no permanezca privado de libertad durante la investigación, pues no resulta proporcional, pero reitero, la sola modificación de la calificación jurídica no tiene el efecto de alterar la situación procesal del imputado, ello requiere antecedentes concretos que le permitan al Tribunal modificar lo que sostuvo al imponer las meidas cautelares, siendo poco probable que la simple actuación del querellante, que en este caso además tiene vínculos con el imputado, constituya un antecedente que el Tribunal esté obligado a ponderar en ese sentido”, continuó.

“Lo que acá manda es lo que sostenga y acredite la Fiscalía. En esta etapa procesal el Tribunal dio por acreditados hechos constitutivos de un delito de parricidio frustrado, figura que permite imponer penas privativas de libertad efectivas, lo que justificaría mantener la prisión preventiva, no obstante que la víctima esté sosteniendo una versión distinta”, aseveró el penalista.

Y reiteró que “si bien un Tribunal podría dar mucho valor a lo que sostenga la víctima, debemos recordar que ella no está sola en este proceso, el Estado es finalmente el que realiza la investigación penal a través del Ministerio Público y ejerce la acción penal. El cambio de calificación jurídica del querellante no tendrá mayor incidencia si el Fiscal no modifica la suya”.

¿Pasa lo mismo en una investigación por abusos sexuales en que la víctima retira la querella, puede el Ministerio Público seguir investigando?

La Fiscalía debe continuar con la investigación.

“Desde el punto de vista procesal, la víctima que se desiste de su querella pierde la calidad de querellante y no puede volver a ejercerla. Ese es el único efecto. No conduce al término de la investigación. El Fiscal tiene la obligación de seguir investigando e incluso puede llegar a juicio oral sin la participación de la víctima. Es complejo, pero no imposible. No son pocos los juicios que se hacen sin la participación de la víctima, aunque estaría faltando un elemento central porque la víctima es el testigo número uno”.

“El desistimiento e incluso la retractación es una figura bastante común en este tipo de delitos, tanto en el ámbito de la violencia intra familiar como de los delitos sexuales”, puntualizó.

Posted in Sin categoría.